Todo sobre la reforma de Escrivá para la cotización de autónomos por ingresos reales: tramos, plazos…

Total
0
Shares
  • Contempla hasta 13 tramos diferentes, dos por debajo del SMI.
  • Permitiría al autónomo cambiar varias veces de tramo de cotización.
  • Podría haber un periodo de transición a partir de 2022.

La reforma del régimen de los autónomos es una de las recomendaciones del Pacto de Toledo para el cambio en el sistema de pensiones, y en ese sentido el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha introducido la propuesta de un nuevo sistema de cotización por ingresos reales que cambie la cotización de los profesionales por cuenta propia.

La cartera que dirige José Luis Escrivá detalló la pasada semana algunos aspectos de lo que, de momento, es una propuesta que ha de debatirse con los agentes sociales y asociaciones de autónomos: un sistema de hasta 13 tramos diferentes para ajustarse a la heteogeneidad existente en los rendimientos netos declarados de más de tres millones de autónomos.

Con estos 13 tramos diferentes de cotización se adoptaría un sistema similar en esquema al de los trabajadores asalariados con el IRPF, que tiene unos tramos concretos que varían en función del nivel de renta y que se renovarán en 2022 con un tramo extra.

Aunque aún hay comunicación oficial de dichos tramos, dos de esos 13 podrían situarse por debajo del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) con cuotas entre los 90 y los 170 euros mensuales, para pasar a un tercer tramo que llegue a los 25.000 euros anuales de ingresos y una cuota mensual cercana a los 288 euros que corresponden a la actual base mínima. Después, se iría de tramo en tramo aumentando progresivamente la cuota.

“Cuantos más tramos, mejor ajustamos la cotización de cada autónomo a su capacidad de pago individual”, aseguraba Escrivá, que insistía en que se trata de algo especialmente necesario en esos casos de autónomos por debajo del SMI, que actualmente es similar a la base mínima de cotización (950 frente a 944,40 euros).

La reforma sería gradual y comenzaría a partir de 2022, fecha para la cual el ministerio ya debería contar con la aprobación de agentes sociales y organizaciones de autónomos. El plan es que, al margen de este pistoletazo de salida, exista un periodo de transición aún por determinar.

También habría cierta flexibilidad en cuanto al tramo a elegir. La idea de Escrivá es que los autónomos puedan cambiar su tramo de cotización, si así lo desean, en varias ocasiones a lo largo del ejercicio. Se trataría, si se confirma, de un modelo parecido al actual, que ya permite cambiar hasta un máximo de cuatro veces al año las bases de cotización. La salvedad es que, con la reforma, el autónomo tendría que acogerse a un tramo ya preestablecido y no a una cantidad concreta elegida por él mismo dentro de la base máxima y la mínima.

 

 

Fuente: El Economista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *